Características principales de los hoteles de lujo andaluces

Características principales de los hoteles de lujo andaluces

Muchas veces hemos visto en los hoteles eso de “hoteles de lujo”. ¿Qué tienes que tener para poder lucir ese cartel? ¿Cómo pueden los hoteles de Almería llegar a ese estatus? Pues bien, no está enteramente definida la organización mundial que se encarga de clasificar a los hoteles. No es como las estrellas Michelin de los restaurantes. Cada país se encarga de realizar el trabajo. Por ello, no es lo mismo un hotel de lujo en Arabia, que en Madrid o que en Argentina. En España hay una normativa diferente por cada comunidad autónoma.

Un hotel de lujo cinco estrellas presenta una amplia gama de servicios superiores a los de categorizaciones inferiores que lo hacen sobresalir ante los demás. Por ejemplo los hoteles cinco estrellas brindan amplias piscinas descubiertas y piscinas climatizadas, gimnasios con instructores personales, servicios de guardería infantil, amplios y lujosos salones de conferencias y shows en vivo durante toda la semana.

Además cuentan con un espacio privilegiado de para comidas y espectáculos en vivo, haciendo de cada noche una velada única. Estos restaurantes tienen que presentar una carta exclusiva de platos elaborados por los chef del hotel, destacando platos regionales y variedades para saborear a diario.

Cada una de las habitaciones de los hoteles cinco estrellas es una verdadera suite. Presentando en su interior, jacuzzi, mobiliario para trabajar, mobiliario para el relax, como grandes y acogedores sillones, sommiers, LCD, teléfono privado, entre otros servicios de lujo. Aspectos que marcan la diferencia respecto al resto.

El servicio que ofrece un hotel de lujo de cinco estrellas, es el mejor al que podrá acceder para su comodidad. Si resuelve alojarse en un hotel de lujo en Andalucía, no dude en efectuar una visita al Hotel Mercer, un hotel de lujo, capaz de proporcionarle todas las comodidades a las que espera acceder.

De ahí que la clasificación de las estrellas, se lleva a cabo entonces, considerando la economía y los presupuestos hoteleros de cada país. Si has viajado por el resto de Europa habrás comprobado que nada tiene que ver otros conceptos de hoteles con los que aquí disfrutas. Un ejemplo lo tenemos en el Mercer Sevilla, donde la puesta en relieve del patrimonio y la cultura de los edificios de todos sus hoteles de lujo. La integración de lo antiguo y de lo nuevo es una de las señas de identidad.

En este caso hablamos de un hotel de cinco estrellas que cuenta con una elegante fachada clásica. Al traspasar el hall, se accede a un bello patio central, con suelos de mármol, cubierto por una espectacular cúpula que baña el espacio de luz natural y armonía. Entorno el patio se descubren los arcos y los techos altos de la planta noble del antiguo palacete, así como la majestuosa escalinata original de la Casa Palacio Castelar. Y en centro del patio el murmullo del agua que mana de la fuente -un elemento decorativo tradicional en la cultura mudéjar- acompaña a los huéspedes. Todo ello conforma un escenario excepcional para la colección exclusiva de cuadros expresionistas del pintor Agustí Puig.

Ubicación perfecta

Alrededor del impresionante patio de luces se ubican las 12 habitaciones y suites, el restaurante gastronómico María Luisa, así como el FIZZ Cocktail Bar. En la azotea de nuestro hotel 5 estrellas en el centro de Sevilla se encuentra la encantadora terraza con piscina y servicio de Pool Bar, en la que los huéspedes podrán tomar el sol, darse un refrescante baño o relajarse tomando una copa mientras contemplan el atardecer sobre el pintoresco Barrio del Arenal.

Las habitaciones Deluxe ofrecen vistas al jardín vertical de nuestro hotel de lujo. Luz natural, elegantes suelos de madera de roble, mobiliario exclusivo, ducha acristalada con efecto lluvia y amenities de diseño contribuyen a crear un ambiente elegante y relajado. Características que hacen de este hotel un más que merecido hotel de lujo de cinco estrellas.

Hoeteles de siete estrellas

No obstante, existe otro rango que son los hoteles de siete estrellas, pero no son aptos para bolsillos normales. Por ejemplo, en el Caribe podemos encontrar el lujo desorbitado del Seven Stars, en las Islas Turcas y Caicos, desde donde podrás acercarte en velero a las Bahamas y, a la vuelta, aparcarlo en su puerto privado. Pero como ves, pertenecen a otra liga.