Coworking, el trabajo colaborativo se abre camino.

Coworking, el trabajo colaborativo se abre camino.

El coworking es un concepto que viene de los EEUU y ha empezado a hacerse cada vez más popular. Empezó en las grandes ciudades, principalmente Madrid y Barcelona. Si bien, a día de hoy empezamos a ver cómo el concepto se populariza también en muchas otras ciudades.

Esta opción hace posible que profesionales de diferentes sectores que se han decidido por emprender puedan compartir un espacio de trabajo, tanto físico como virtual, para desarrollar así sus proyectos profesionales de forma independiente.

Se crean de esta manera estupendas oportunidades de networking en las que crear sinergias y fomentar la creatividad. Esta forma de trabajo cooperativo fomenta las relaciones estables entre profesionales de diferentes áreas que pueden dar también lugar a nuevas relaciones cliente-proveedor.

Así si somos diseñadores de páginas web y en nuestro coworking hay autónomos que precisan un desarrollador web podremos ser proveedores de estos y viceversa si estos autónomos desarrollan un servicio que podemos estar necesitando.

De esta manera, en estos espacios podemos encontrar la respuesta que estamos buscando si somos autónomos y trabajar en casa no nos convence, pero tampoco queremos asumir el enorme gasto de alquilar una oficina. En un coworking podemos disponer de sala de juntas y de reunión donde recibir a nuestros clientes.

Además, en un espacio de coworking se busca que el espacio y la decoración tengan un toque especial y diferente. Son centros de trabajo en el que suelen acabar profesionales de sectores tan variados como Internet, diseñadores, desarrolladores web, arquitectos, fotógrafos, escritores, periodistas o especialistas en marketing, entre otras profesiones en las que constituirse como autónomo suele ser una ventaja.

Por otra parte, según una investigación de la Escuela de Negocios de la Universidad de Michigan, el coworking nos ayuda a ser más productivos, y los entornos donde hay más personas ayudan a compartir ideas y fomentar la creatividad.

El Coworking ya no es Exclusivo de Madrid y Barcelona

Si ciudades como Madrid o Barcelona fueron las primeras en las que muchos autónomos encontraron en el coworking una interesante solución para adaptar sus necesidades a un espacio de trabajo con iniciativas como Cacplus en Barcelona, cada vez son más las ciudades que se unen a esta opción y montan espacios de coworking.

En ciudades como Almería el diseñador madrileño Luis Roca y el arquitecto almeriense José Valera se han atrevido a abrir un centro de oficinas de trabajo colaborativo en la Plaza de la Administración Vieja, junto a la Plaza de Cañas dándole un toque muy diferente a la plaza

Si bien, la idea surgió ya que Roca venía de trabajar en un coworking en Madrid, la idea de montar un coworking en Almería también le pareció interesante a Valera con lo que ambos se propusieron montar este espacio de trabajo compartido.

Para ello eligieron un viejo caserón de los Laynez de 1870, en el número uno de la Plaza junto a la UNED, para rehabilitarlo pensando en crear espacios diáfanos, cristaleras y muebles de carácter funcional.

De hecho, ciudades como Almería apoyan este tipo de iniciativas que encuentran financiaciones por parte de entidades públicas como las de los CADE, viveros de empresa y en la PITA, convirtiéndose en un claro ejemplo de la popularidad de estos espacios de trabajo colaborativo.