Empieza ya a preparar tu piscina para el buen tiempo

Empieza ya a preparar tu piscina para el buen tiempo

Aunque todavía tenemos las típicas tormentas de la primavera, lo cierto es que ya empieza a asomarse el buen tiempo, hemos dado casi carpetazo a las botas de los días fríos y los zapatos comienzan ya asomarse a las calles. Esto indica que se acercan mejores días y que en poco tiempo podremos empezar ya a usar las piscinas, más en lugares con tan buen clima durante casi todo el año como es el caso de nuestra provincia, Almería. Así, hoy vamos a aprovechar esta entrada para daros unos consejos sobre cómo poner a punto vuestra piscina, desde dónde comprar la mejor bomba para vaciar el agua si está sucia (yo, por ejemplo, aquí no tengo dudas y la adquiriría en Mundibombas) hasta el mejor tratamiento para recuperarla.

Y es que el agua de la piscina debe estar clara y lo más limpia posible para que ese baño nos apetezca en los días de calor, y también porque una piscina sucia suele ser la causa de muchas infecciones, como pueden ser los hongos, tan fáciles de contagiar. Es más, un tratamiento incorrecto del agua con una combinación de productos que resulte tóxica puede llegarte a cambiar el color del pelo si no te bañas con un gorro.

Lo principal a la hora de poner a punto nuestra piscina es saber qué hemos hecha con ella durante el invierno, si la hemos vaciado o si por el contrario hemos mantenido el agua, que es una opción por la que se decantan ya muchos de los dueños para ser más cuidadosos con el medio ambiente y que muchos pueblos la practican ya para ser más sostenibles con sus instalaciones públicas.

Si la hemos vaciado es un momento estupendo para aprovechar para limpiarla antes de volver a llenarla. Con productos desinfectantes como es la lejía debemos recorrer todas las paredes de la misma con un buen estropajo, con cuidado de no dañar ni rayar la estructura, ya que luego quedaría muy feo. Asimismo, con la misma combinación de productos podemos hacer lo mismo por el suelo pero con una escoba de raíz, para que sea más sencillo.

En el caso contrario, si la habéis mantenido llena para ahorrar agua, esperemos que la hayáis tapado. Si la dejasteis descubierta lo más probable es que tengáis que haceros con una bomba de agua para vaciarla. Las mejores que actualmente hay en el mercado son las que comercializa Mundibombas, ya que trabaja con las primeras marcas del sector y os puede ofrecer una con la potencia necesaria para los metros cúbicos de vuestra piscina. Una vez vaciada, repetiréis el proceso anterior hasta llenarla. Si la dejasteis bien tapada, es probable que se os haya colado suciedad como hojas, que es sencillo retirar. También la veréis en un principio un tanto turbia, pero en cualquier tienda especializa en productos para piscinas os ofrecerán un tratamiento de choque con el que en poco más de una semana tendréis el agua totalmente clarita. Incluso a lo largo de los días os iréis sorprendiendo con el cambio que va dando. Lo más recomendable es usar tratamientos como este que se basen principalmente en el oxígeno y no en el cloro, ya que son más efectivos y menos tóxicos.

shutterstock_266973881reducida

Cuidado de los alrededores de la piscina

Como normalmente este tipo de instalaciones las tenemos en mitad del jardín, son muchos los elementos que las pueden manchar. Los constructores, cuando hacemos una piscina en casa, suelen dejarnos un pequeño pasillo alrededor de la misma, aunque tampoco especialmente grande porque es muy fácil resbalar por él con los pies mojados mientras estamos entrando y saliendo de la misma. Así, el césped nos quedará muy cerca de lo que es la propia bañera. Pues bien, un pequeño consejo para mantenerla limpia o no mancharla una vez que la hayamos puesto a punto, es acordarnos de cortar el césped justo antes de esto. ¿Por qué? Pues porque suelen saltar restos de hierba al segarlo y tendríamos que volver a limpiar.

Asimismo, si tenemos una persona al lado que nos pueda echar una mano a la hora de limpiar, algo muy sencillo es que esa persona vaya moviendo un cartón del largo del corte del aparato a medida que vamos avanzando, como haciéndonos de pared con la piscina. Así, de esta manera, hará de parapeto frente a toda la posible suciedad que pudiese saltar hacia el lado de la bañera cuando estamos cortando la hierba.