Industria de motores en Andalucía

En su vida cotidiana, cada persona hace uso de algún tipo de motor prácticamente sin darse cuenta de ello. Por ejemplo, cada vez que se monta en el ascensor un motor se encarga de subir y bajar el habitáculo. Al usar una batidora, un ventilador, el extractor de la cocina, el coche y un largo etcétera. Si día a día, en la vida doméstica se usan los motores, para negocios y empresas el uso puede llegar a ser mayor aún.

Por ejemplo, un restaurante italiano necesitará la maquinaria para pizzería especializada adecuada de profesionales como Islineto para hacer más fácil el trabajo y aumentar la cantidad de trabajo en el mismo tiempo. Una máquina que pueda mezclar la masa automáticamente libera al cocinero para emplear el tiempo en otras tareas. Otras máquinas que ayudan en la pizzería son las bolsas térmicas, hornos o mesas de trabajo de la masa.

Así, la relevancia de la industria del motor es muy destacable en una sociedad que depende tanto del buen funcionamiento de estos aparatos. Entre ellos, no son muy conocidos los motorreductores fabricados por industrias como Cidepa, que hacen una labor muy importante de control de la velocidad y estabilidad. La demanda de este tipo de motores ha impulsado la industria del motor, lográndose una gran calidad, duración y fiabilidad en la fabricación.

Funciones principales de los motores reductores de velocidad

Los motores reductores se usan para toda clase de máquinas, tanto grandes como pequeñas. La gran variedad de clases y tamaños que existen permiten aplicar estos motores a gran cantidad de máquinas. Al implementar un reductor de velocidad se consiguen una serie de beneficios, como mayor control de la velocidad, poder usar el motor original con diferentes velocidades de las que originalmente fue fabricado, ofrece un mayor control de la potencia disponible, se consigue una gran eficiencia y seguridad en la transmisión de la potencia o un mejor rendimiento energético. En resumen, se traduce en mayor control, precisión y economía.

Diferentes tipos de motoreductores eléctricos

Las clases de motores son muchas, así como las clasificaciones que se realizan de los mismos. Se pueden agrupar según la disposición de los ejes, por el sistema de fijación (fijo o pendular), por el tipo de engranaje, como por ejemplo de corona, reductores planetarios o reductores helicoidales. Los más sencillos son los motorreductores de corona, que se componen de una corona de bronce en la cual se encuentra fijado un eje de acero.

La instalación de los motores eléctricos reductores es una tarea sencilla y rápida. Simplemente hay que colocar con cuidado los ejes y fijar bien la base del motor para evitar vibraciones que puedan afectar a la alineación ideal de los ejes. Las tareas de mantenimiento también son sencillas. Hay que tener cuidado con el nivel de aceite que lubrica el motor, antes de cada uso habría que comprobar que el nivel es el correcto para evitar desperfectos en el motor por una lubricación deficiente. En cuanto al tipo de aceite, hay que utilizar el indicado o recomendado en la placa de identificación.

Deja un comentario