La importancia de la salud bucodental

Gozar de una buena salud bucodental es algo fundamental para tener también una buena salud general y calidad de vida. Cuando alguien tiene dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, así como enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otras molestias o trastornos, se limitan las capacidades para morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercuten en el bienestar psicosocial de la persona afectada. La clave para no sufrir ninguno de estos problemas se encuentra en la prevención, algo que se consigue acudiendo con frecuencia a las revisiones del dentista. La Clínica Dental Ábalo, de Cádiz, es perfecta para la zona del sur, cuenta con una gran experiencia desde que abriese allá por el año 1986 con el Dr. Francisco Ábalo Rabello y su esposa, la Dra. Concepción Lobo, a cargo de la misma.

En la actualidad, según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades bucodentales más frecuentes son la caries, las afecciones periodontales (de las encías), el cáncer de boca, las enfermedades infecciosas bucodentales, los traumatismos físicos y las lesiones congénitas. La carga de enfermedades bucodentales y otras afecciones crónicas puede reducirse de forma simultánea, atajando los factores de riesgo comunes.

La reducción de la ingesta de azúcares y una alimentación bien equilibrada puede ayudar mucho a prevenir la caries dental y la pérdida prematura de dientes, así como el consumo de frutas y verduras protege contra el cáncer de la cavidad bucal. Otra de las acciones que podemos llevar a cabo para mejorar nuestra salud en general y la bucodental en particular es dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol, ya que ambos factores disminuyen el riesgo de cánceres de la cavidad bucal, periodontopatías y pérdida de dientes. También el uso de equipos eficaces de protección en la práctica de deportes y el uso de vehículos automóviles reduce las lesiones faciales, así como practicar ambos en entornos físicos seguros.

Concretamente, las caries dentales pueden prevenirse manteniendo de forma constante una baja concentración de fluoruro en la cavidad bucal. Ello puede conseguirse mediante la fluoración del agua de bebida, la sal, la leche, los colutorios o la pasta dentífrica, o bien mediante la aplicación de fluoruros por profesionales. La exposición a largo plazo a niveles óptimos de fluoruros reduce el número de caries tanto en los niños como en los adultos.

Según explica la OMS, la mayoría de las enfermedades y afecciones bucodentales requieren una atención odontológica profesional, sin embargo, la limitada disponibilidad o la inaccesibilidad de estos servicios hace que sus tasas de utilización sean especialmente bajas entre las personas mayores, los habitantes de zonas rurales y las personas con bajos niveles de ingresos y de estudios. La cobertura de la atención bucodental es reducida en los países de ingresos bajos y medianos. La atención odontológica tradicional con fines curativos representa una importante carga económica para muchos países de ingresos altos, donde entre un 5 por ciento y un 10 por ciento del gasto sanitario guarda relación con la salud bucodental. En los países de ingresos bajos y medianos, escasean los programas públicos de salud bucodental. El elevado costo de los tratamientos odontológicos puede evitarse aplicando medidas eficaces de prevención y promoción de la salud.

A dónde acudir a las revisiones

Como os decíamos más arriba, para la zona sur de España la mejor clínica a la que acudir tanto a las revisiones de prevención como para la cura de las enfermedades bucodentales es la gaditana Ábalo, donde desde sus comienzos quisieron ofrecer a sus pacientes los mejores tratamientos existentes, todo ello con el mejor trato posible. Después de treinta años de andadura, esta clínica sigue manteniendo los ideales de sus fundadores, con una continua actualización de nuestros tratamientos de la mano de sus especialistas.

Entre sus especialidades se encuentran: la endodoncia (es la solución inmediata ante las molestias causadas por la afectación del nervio de un diente, un procedimiento por el cual se elimina el nervio dañado y posteriormente se sella el conducto; está indicado cuando una caries, traumatismo o cualquier otra causa producen una afectación e inflamación irreversible de dicho nervio), ortodoncia (consiste en corregir los defectos y las irregularidades de posición y función de los dientes, bien con brackets metálicos o estéticos), implantes dentales (son piezas de titanio de máxima calidad que sustituyen dientes naturales perdidos, se colocan en el hueso pudiendo fijar uno, varios dientes o prótesis completas de forma eficaz, mejorando la masticación, la estética, y evitando la pérdida de hueso donde se coloca el implante), periodoncia (consiste en el mantenimiento y la cura de enfermedades debidas a la falta de higiene bucal, que entre otras causas puede provocar enfermedades como la gingivitis y la periodontitis), y estética dental.