Requisitos que debe cumplir el mantenimiento de una piscina

Requisitos que debe cumplir el mantenimiento de una piscina

Ahora que se acerca el verano y suben las temperaturas, poco a poco los propietarios de las urbanizaciones de la zona de Alicante y de todo el Mediterráneo en general, comienzan con los preparativos para poner sus piscinas y jardines en orden de cara a disfrutar de ellos durante toda la temporada estival. Para ello, lo primero que se ha de hacer es contratar los servicios del personal que vaya a realizar el mantenimiento y limpieza de los equipos e instalaciones de la piscina. Esto ocurre, en caso de que la piscina sea de uso colectivo para toda la urbanización ya que, si es de uso privado, no tenemos que cumplir estas máximas, sin embargo, en el caso de serlo, nos surge cada año la misma pregunta ¿cuáles son los requisitos que debemos cumplir de forma general?

–       En el caso de que se necesite aplicar biocidas, el personal deberá acreditar haber superado una formación específica para esa actividad y estar capacitado para realizar actividades laborales relacionadas con su aplicación, según se establece en los artículos 3 y 4 del Real Decreto 830/2010.

–       En el supuesto de realizar operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones con riesgo de proliferación de legionella, el personal debe contar con la formación necesaria que figura establecida en el Real Decreto 865/2013, en su artículo 13 y con los cursos homologados a tal fin por el Ministerio de Sanidad.

Pero si de momento no contamos con piscina, ni en nuestra urbanización ni en nuestra propiedad, Poliéster Euro Sur S.L. nos puede dar la mejor solución, puesto que esta es una empresa de Sevilla, líder en la fabricación y distribución de piscinas prefabricadas, cisternas, depósitos de agua, depósitos contra-incendios y otros productos de poliéster reforzado de fibra de vidrio y resina de alta resistencia mecánica. Además, desde sus inicios en la actividad, han asumido un compromiso con la calidad, en el que destaca su equipo profesional altamente cualificado y la selección, en todo momento, de las mejores materias primas del mercado, lo que otorga a sus productos una excelente calidad avalada por la obtención del certificado de calidad ISO 9001.

Lo cierto es que el mercado actual nos oferta multitud de opciones, tantas que podemos decir que hay piscinas para todos los gustos, aunque tenemos que reconocer que las piscinas prefabricadas de poliéster nos ofrecen una serie de ventajas frente a las de construcción tradicional entre las cuales podemos citar algunas como:

–       Economía. Son más baratas que las tradicionales de obra por lo que su instalación tiene una demanda mayor a las tradicionales.

–       Fáciles de instalar. Es muy fácil y sencillo instalarlas, tan solo debemos de seguir los pasos indicados por el fabricante y en pocas horas la tendremos lista.

–       Mantenimiento. El poliéster es un material fácil de limpiar y que se mantiene muchos años como si fuese el primer día.

–       Durabilidad. Al ser fabricadas con un material altamente resistente se puede garantizar su durabilidad y firmeza.

–       Disponibilidad. Al ser piscinas que están prefabricadas, lo más común es que las tiendas las tengan en stock, al menos en las medidas más comunes así que se puede disponer de ellas para su instalación en cualquier momento.

–       Variedad de modelos. Dependiendo de las necesidades, el presupuesto o los gustos particulares del cliente, las condiciones y dimensiones del lugar donde se vaya a ubicar se puede elegir entre una gran variedad de modelos y acabados.

–       Amplio mercado. Al ser más baratas y más fáciles de montar, el mercado que tiene este tipo de piscinas es mucho más grande que el de las tradicionales.

Por todo ello, cada vez es más común que nos encontremos en nuestras ciudades este tipo de piscinas y es que a efectos prácticos, son las más cómodas, tanto por su instalación como por su precio.

El movimiento de tierras, otro de los puntos diferenciadores entre piscinas

A la hora de ponernos a instalar una piscina debemos de tener en cuenta una gran cantidad de factores, algunos de ellos, en ocasiones pasan desapercibidos, sin embargo, luego, son los más importantes. Os hablamos en concreto del movimiento de tierras, una tarea que tenemos que llevar a cabo si o si en caso de que queramos montar una piscina de obra pero que podemos obviar si optamos por una de poliéster prefabricada. Aunque en función de nuestros gustos y posibilidades, también es cierto que podemos enterrar las de poliéster, por lo que, en este caso, decidiremos si queremos llevar a cabo un movimiento de tierras o no, mientras que, en el caso de las tradicionales, debemos de hacerlo siempre.