Una oportunidad de negocio

Aunque vivo en Cádiz, tengo familia en Albacete a la que suelo visitar con frecuencia. Ya son muchos años que voy 3 o 4 veces al año y lo cierto es que estoy como en mi casa. Aunque soy muy andaluz, creo que la sangre tira, y tener por parte de madre sangre andaluza marca.

El caso es que mi tía sabía de mis líos con la caída del cabello y me recomendó acudir a un tratamiento capilar en artestetica.com en el mismo Albacete. De primeras me daba un poco de pereza subir hasta arriba, pero me dijeron que había varios casos con éxito y que la gente salía muy satisfecha de la clínica.

Total, que pedí cita y vía telefónica primero y después en la propia sede de la clínica, me comentaron de manera pormenorizada en qué consistía todo el tratamiento. La verdad que no me dio miedo y mis ganas de recuperar parte del cabello perdido hacían olvidar cualquier temor que uno pudiera tener.

Con unos meses de margen, la verdad es que puedo decir que fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Puede sonar absurdo a estas alturas de la película, pero perder cabello había afectado a mi autoestima, confianza, etc. Ahora vuelvo a ser otro, hasta tal punto que hablando con uno de los médicos terminé haciendo negocio.

Resulta que está pensando él y su socio que es de San Fernando Cádiz el montar una clínica allí, por lo que necesitaban un equipo de reformas, justamente a lo que se dedica el que os escribe. ¡Quién me iba a decir a mí que encontraría curro para mí y mi cuadrilla en una operación!

Uno nunca sabe dónde puede estar el negocio, pero desde luego que estamos viviendo un momento en el que están apareciendo oportunidades de negocio constantemente y de la manera más inesperada. Sabemos que por Cádiz lo tenemos siempre un poquito más difícil, pero mira por donde ya tenemos para una temporadita, pues es una clínica que quiere ser referencia de la cirugía estética.

La estética en el sector salud tiene futuro

El tema de los transplantes capilares y la cirugía capilar ha sufrido un repunte en estos últimos años que el haber superado la crisis ha terminado de hacer que se convierta en un sector al alza.  La gente cada vez se cuida más y este tipo de negocios parecen brotar como setas, pero hay que tener cuidado siempre de que uno vaya a una clínica que tenga un mínimo de experiencia y que la lleven profesionales.

En mi caso personal no puedo más que estar agradecido por el trato que me dieron y los resultados, que como dice mi mujer saltan a la vista. No es que me haya vuelto melenudo, pero sí que se me ha cubierto la zona delantera bastante, lo que para mí ha sido incluso más de lo que me esperaba. Desde aquí os animo a todos los que tenéis problemas de pelo a optar por este tipo de nuevas técnicas y a los emprendedores del sector de la salud a que intentéis haceros hueco en un sector que cada vez tiene más clientes y lo cierto es que no tiene perspectiva alguna de descender.