Cómo retener el talento en la empresa

Cómo retener el talento en la empresa

Hoy en día, muchos empresarios piensan que hacer indefinido a un trabajador es casi como hacerle como un socio, pues en el caso de despido la indemnización que se puede pagar puede hacer temblar a la empresa, porque las cantidades pueden llegar a alcanzar las cinco y seis cifras.

Es por ello que las empresas a la hora de contratar trabajadores deben prestar atención al talento, algo que las grandes empresas llevan años haciendo, pero que ahora más que nunca es necesario que las pymes se pongan las pilas, porque es la mejor manera de estar confiado a la hora de contratar.

El talento, a pesar de lo que nos quieran decir, no escasea sino que abunda. El mayor problema es que no sabemos cómo buscarlo, porque nunca nos enseñan. No será la primera vez que un trabajador que parece muy bueno acaba siendo problemático después de unos meses.

Y es que el talento no siempre se ve a simple vista, sino que necesitan hacerse diferentes pruebas para detectar el talento. Hay diferentes formas de hacer este tipo de pruebas en los procesos de selección, y cuando las empresas deciden contratar a un trabajador con una posición elevada y mucha responsabilidad, deciden contratar a empresas de captación de talento.

En el Levante es de obligada mención Inforges, una consultoría que ofreces servicios integrales a las pequeñas, medianas y grandes empresas, y que gracias a sus conocimientos en captación y gestión del talento, pueden hacer que tu empresa encuentre al próximo Steve Jobs.

Pero si prefieres llevar a cabo tu propio sistema de captación y gestión del talento, vamos a ofrecer algunos consejos para saber que es todo lo que necesita una empresa para llevar a cabo este tipo de proyectos. Lo principal es saber cuál es la necesidad que se tiene para poder encontrar al trabajador adecuado.

Consejos para tener claro qué trabajador necesitas

Define la necesidad de la empresa. Cuando la empresa tiene un plan integral de recursos humanos es fácil conocer las necesidades de la empresa, especialmente si se dispone de un catálogo de competencias para cada puesto de la organización. Si no es el caso, entonces es necesario investigar sobre los distintos lugares de trabajo y sobre la misión, la visión o los valores la empresa. Esto es esencial para saber qué es lo que queremos que un trabajador aporte.

No dejes de prestar atención a los talentos asociados. Ahora toca definir los talentos de cada puesto. Por ejemplo, si necesitamos un supervisor para el departamento de enfermería, antes de nada debemos conocer qué conocimientos, aptitudes o capacidades requiere esta ocupación. Entonces, si sabemos que una de las competencias que necesitamos para este puesto es “liderazgo”, deberemos buscar empleados que, además de ser buenos enfermeros, tengan una buena capacidad de liderazgo.

Mide el talento. Una vez que se haya definido el talento necesario para los distintos puestos de la empresa y sepamos qué queremos de los empleados para cubrir las necesidades del lugar de trabajo y la compañía, es el momento de medir las competencias y el potencial de los trabajadores. Mediante tests entrevistas o pruebas situacionales es posible conocer qué puede aportar un trabajador a la empresa.

Clasifica el talento. Cuando los trabajadores han pasado las distintas pruebas y uno tiene ya una imagen de los resultados, es necesario clasificar a los trabajadores en función del talento. Para ello, existen diferentes herramientas. Por ejemplo, Nine Box Grid, que clasifica a los trabajadores en función de las puntuaciones obtenidas dentro de nueve cuadros de talento.

Premia el talento. Una vez tengas el talento clasificado y sepas que te interesa retener, debes premiarlo para que no se vaya. Aunque puedes hacer uso de un incentivo económico individualizado, existen otras estrategias igual de efectivas. Asimismo, si consideras que es el momento apropiado, puedes contemplar la promoción interna y ascenderle como reconocimiento a sus talentos. Desarrolla programas de desarrollo y crecimiento. Los trabajadores gozan de mayor salud laboral y sentimiento de pertenencia hacia la empresa si consideran que pueden crecer dentro de la compañía. Tener programas de desarrollo del talento bien definidos es motivador y puede ser útil para retener talento. Por tanto, para evitar que el trabajador se sienta estancado, debes dejar claro las posibilidades de desarrollo que tiene en la empresa y garantizarle que tendrá la posibilidad efectiva de alcanzar nuevas responsabilidades.

Trabaja la marca de la empresa. Los estudios muestran que cuando los trabajadores sienten que están en una empresa con una marca reconocida y valorada, sienten una mayor satisfacción con el trabajo y un compromiso con la empresa más alto. Trabajar la marca puede ayudarte a retener talento.

Hazles partícipes de los logros. Crea un entorno que haga que tus empleados se sientan como una parte importante de tu empresa. Los empleados deben sentirse valorados y reconocidos, y algunas maneras de conseguir esto es obtener su opinión sobre las normas o los cambios que pueden ser necesarios. Hacerles partícipes de los logros de la compañía, fomentar el establecimiento de metas y dejar que ellos hagan sus propias elecciones también puede tener un efecto positivo para ellos. Hacer que los empleados se sientan valorados es una buena estrategia para retener talento muy útil.