Decora tu cocina con sabor a mar

Decora tu cocina con sabor a mar

Almería es uno de esos lugares con aire de lujo y a la vez de paraíso que atraen a personas de todas partes, desde turistas nacionales a extranjeros. Muchas terminan por dejar lejos ese calificativo de turistas y acaban asentándose en esta tierra que tantos beneficios presenta, especialmente por la cercanía con el mar y un clima suave que hace podamos disfrutar de los días tanto en invierno como en verano. Escasamente llueve y la temperatura ronda los veinte grados todo el año. Muchos médicos incluso recomiendan los traslados y los cambios de vivienda hacia lugares como este, donde el cuerpo se siente en armonía y se aleja de los duros inviernos del norte de España e incluso de Europa, algo que vemos en la enorme cantidad de jubilados europeos que recalan en Almería, donde además de gozar de un mejor clima y preciosas playas, pueden también estirar un poco más su pensión, ya que el coste de la vida es menor.

Por tanto, si formas parte de alguno de estos grupos que ha decidido instalarse en esta hermosa tierra para disfrutar de su etapa de pensionista o simplemente te has comprado una segunda vivienda en este paraíso, vamos a darte unas pequeñas ideas para decorar tu cocina acorde con el paisaje en el que te has ubicado.

Si antes de montar los muebles has de reconstruir la zona de la cocina, lo que está más de moda y que le dará más luz al espacio para que siempre parezca verano serán los colores blancos, bien con azulejos en las paredes o en los muebles. Asimismo, no tengas miedo de dejar a un lado la cerámica en la cocina y apostar por la pintura, ya que existen muchas variedades de colores en las casas de pinturas que no se manchan como las de hace años. Puedes cocinar sin miedo a salpicar, como lo hacemos con los azulejos, y pasar después un trapito húmedo sobre la pintura y retirar fácilmente aquello que se ha ensuciado. Si aun así sigues teniendo miedo a que no quede bien limpio, otra opción es poner un cristal de metacrilato sobre la pared que está por detrás de los fogones.

Para el suelo te recomendamos que uses la madera oscura para contrastar con los colores blancos que vamos a poner en la pared. Te decimos lo mismo que con las paredes: todo el tema del bricolaje ha avanzado mucho desde cuando seguramente pusiste tú tu cocina en tu primera vivienda. Existen láminas que imitan la madera y que se colocan fácilmente sobre el suelo. Si quieres ahorrarte el dinero de la instalación, puedes hacerlo incluso tú mismo, ya que en las grandes superficies te las venden por metro cuadrado y llevan una tira de adhesivo por debajo que hace que se puedan pegar sobre el suelo actual sin necesidad de hacer obra ni manchar. Lo único que has de tener en cuenta es que el suelo preexistente esté limpio para que no quede ningún desajuste en el nuevo. Además, este tipo de láminas se pueden limpiar fácilmente con pasar la fregona y no tienes que tener miedo de hinchen como la madera natural y se descoloquen o se muevan. Con esta combinación, tendremos un precioso toque rústico.

Para aprovechar mejor los aires de la zona, te recomendamos que elijas una decoración marinera como algunas de las que podemos ver propuestas en la página web de Alvimodul. Esta es una de las tiendas de España que más variedad de decoraciones tiene para cocinas y donde la calidad es exquisita. Además, ya que se trata del amueblado de una segunda vivienda, puedes beneficiarte de muchas de las ofertas que sacan asiduamente para ir renovando su stock de productos y hacer sitios a las novedades que les llegan.

Te recomendamos también algo que puedes encontrar en muchos modelos de los que oferta Alvimodul, las encimeras que son fáciles de limpiar, ya que se trata de un lugar de disfrute y de recreo donde lo último que querrás será matarte a limpiar.

almovidul

Muebles blancos y suelo de madera, perfecta combinación para tu casa de la playa.

Los muebles, si es posible, es mejor que lleguen hasta la zona del techo pero solo en una de las paredes de la cocina. De esta forma le estarás dando capacidad de almacenaje a la estancia pero a la vez sentirás una sensación de apertura y de que no te comen espacio, algo que sí pasaría si quisieses aprovechar los huecos en todas las paredes. Lo mejor es que esta pared cubierta sea la que vaya enfrente de la ventana o la puerta al jardín si es un chalé.

También te recomendamos que enfrente de esta pared, hacia el medio de la cocina, instales una isla que divida los dos espacios de la estancia: el dedicado a la cocina y aquel en el que vas a poner la mesa para comer. La mesa sería conveniente que fuese de madera de roble, al igual que las sillas, para ir a juego con el suelo y contratar a la vez con el blanco de los muebles.

Para seguir con el toque marinero que queremos darle a nuestra habitación para que se mimetice con el lugar, tenemos que tener en cuenta también los servicios y la mantelería. Esta última, de un estilo navy, podemos encontrarla en cualquier tienda de decoración. Los colores blanco y azul, con algunos toques en marrón, irán perfectos para esta estancia en los manteles y en las servilletas. Los vasos y copas pueden ser transparentes, para no recargar la estancia, y los platos de color blanco en caso de que el mantel sea azul, o viceversa, para hacer juego. En cuanto a la cubertería, los colores plata son los más tradicionales, pero también es cierto que actualmente en las tiendas hay una gran variedad de diseños que pueden ir bien con el estilo que queremos darle a la cocina, bien con mangos que imitan el hueso o con azul.

Por último, para las paredes de la zona comedor podemos buscar por los propios puestos marineros de Almería cuadros con motivos del mar, desde barcos hasta paisajes marinos pasando por los típicos de nudos de cuerda.

 

Deja un comentario