El deporte, cada vez más importante a nivel económico en España

El deporte, cada vez más importante a nivel económico en España

Pocos países viven el deporte como lo hacemos aquí en España, donde se ha convertido en uno de los temas de conversación más recurrentes y donde más importancia ha cobrado esta industria a nivel económico. Lo cierto es que, hasta la década de los 90, el deporte en este país se limitaba al fútbol, con excepción de algún pequeño conato de rebelión por parte del baloncesto, como lo fue la plata olímpica de la selección masculina en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Pero los Juegos Olímpicos de 8 años después, los celebrados en Barcelona, hicieron que en España empezaran a conocerse y a seguirse muchos más deportes.

La década de los 2000 permitió que muchos de esos deportes explotaran. El balonmano se terminó de convertir en popular con la consecución del Mundial del año 2005 en Túnez. El fútbol sala (aunque no era y sigue sin ser olímpico) sumó dos Copas del Mundo más (en el 2000 y el 2004) y el tenis permitió que apareciera la figura más importante de nuestro deporte, Rafa Nadal, acompañado de varias Copas Davis. Sin duda, se trataba de la década prodigiosa del deporte español. En 2008 llegó a hablarse de Edad de Oro del deporte nacional. Y es que no era para menos.

Todo esto, claro, ha tenido una repercusión en el mercado que ha sido brutal. A medida que seguían generándose ídolos, aumentaba la producción y la venta de productos relacionados con esos ídolos y con el deporte que practicaban. Se han batido récords en la industria deportiva incluso en momentos en los que la crisis económica se cebaba con la economía española. Y eso no pasa en todos los países. Esa es la mejor prueba de que España vive su deporte al máximo y que este deporte puede ser un sector importante en el que realizar una inversión o comenzar un negocio.

El deporte en España genera una riqueza que no está al alcance de muchos negocios. Según una noticia que fue publicada en el portal web Palco 23, genera un total de 15.000 millones de euros cada año, algo que supone un 1’4% dentro del PIB nacional. Desde luego, son cifras que llaman poderosamente la atención de todas aquellas personas que están detrás de abrir o montar un negocio rentable y con futuro. Y el deporte lo es. Cada vez más gente se está dando cuenta de ello. Y es que cada vez el negocio es mayor y más rentable.

El aumento progresivo por el mundo del deporte, ya sea desde el punto de vista del aficionado o como practicante, ha posibilitado que la industria deportiva crezca de una manera tremenda durante las últimas décadas. Y es que este es un mercado más que apetecible en un país que cuenta con unas características como las nuestras. Hemos charlado con algunos de los profesionales de Marians Sport, una entidad dedicada a la venta de calzado para la práctica del fútbol o fútbol sala, y nos han comentado que, en efecto, el sector se encuentra más vivo que nunca.

El turismo, el otro gran beneficiado

La potencia del deporte es tal que no solo afecta a todas aquellas personas que se dedican a la venta de productos relacionados directamente con él. También afecta a las ciudades desde el punto de vista turístico. Una noticia que fue publicada en el diario Expansión hablaba de la importancia que esto tiene a día de hoy. Y es que, según esa misma noticia, son 12.000 los millones de euros que se lleva el turismo a causa de eventos deportivos. La cifra, ya de por sí, justifica la importancia que le damos al deporte en nuestro país.

Gracias al deporte, ciudades como Getafe o Leganés, que cuentan con equipos de fútbol en Primera División, la ciudad de Huesca, que ha tenido equipo en la élite durante la temporada que finalizó en mayo o más lugares como Pamplona, Villarreal o Vitoria tienen afluencia de público durante buena parte del año. Y todo gracias al fútbol. Desde luego, está claro que esta es una de las mejores bazas para defender este deporte y que es necesario seguir apostando por él en los tiempos que vienen.

“Pasión” y “tradición” pueden ser dos buenas palabras para definir lo que los españoles y las españolas sentimos cuando hablamos de fútbol y de todo lo que está asociado a él. Pero también lo está la palabra “mercado” o la de “negocio”. Es algo que tenemos que tener claro y que cada vez más gente ve normal y lógico. Y es que no cabe la menor duda de que del deporte depende cada vez una mayor cantidad de gente. Potenciarlo será sinónimo, a su vez, de potenciar la economía de este país.