La crisis en Almería, afecta a más zonas.

La crisis en Almería, afecta a más zonas.

Un problema que nos afecta hoy en día a todas las chicas es el tamaño de nuestros pechos. Mucha gente achaca el asunto a la moda por la televisión a través de ciertos programas que solo muestran a chicas con grandes pechos, bonitos y firmes; pero es cierto que si yo no estoy contenta conmigo misma y tengo la oportunidad de poder cambiar: ¿por qué no hacerlo? Fue entonces cuando busqué información sobre clínicas de estética. Una amiga me aconsejó la clínica Obes Corporación, de Alicante.

UN BUEN SERVICIO, SIN DUDA

Concerté una primera cita, he de reconocer que iba bastante nerviosa pues estamos hablando de una operación. Pero fue tener un primer contacto con el médico que iba a encargarse de mi operación y olvidarme de todo. El médico era una persona con un trato muy correcto y directo. Lo primero que hizo si lo analizamos con precisión fue ganarse mi confianza y no solo en él sino en todo el proceso del cambio. El me mostró que tenía una gran experiencia en todo tipo de operaciones de cirugía estética, hasta para mostrarlo me ofreció ver un álbum de fotografías de otras operaciones con su antes y su después, siempre por supuesto guardando la intimidad de las personas de las fotografías. Esta claro que los pechos es una parte muy íntima para cualquier mujer y cuando me pidió que se los mostrase para ver el asunto clínicamente mostró mucha paciencia y sobre todo el ver que lo trataba como si fuera un objeto y no como la parte íntima de una mujer.

Además me enseñó todo la clínica donde se lleva a cabo la operación. Lo que más me gusto fue la habitación donde iba a estar en el posoperatorio. Una habitación cómoda y con una gran ventana, con su televisión y un sofá muy cómodo para que una persona pueda acompañarme.

También me presentó a las enfermeras que se harían cargo de mi y todas ellas muy simpáticas. Supongo que será cosa de que soy su futura clienta pero todas ellas me parecieron bastante agradables, profesionales, estando muy pendiente de los enfermos que allí estaban y que necesitaban de su ayuda.

Como fui acompañada de mis padres a estos les surgió muchas otras dudas entre otras el pago. Y es que una operación de estética es algo cara. Entonces para hablar por el tema del dinero el doctor nos presentó a la persona responsable de la venta del producto. Y es que,además de mostrar gran profesionalidad hablando médicamente también son buenos con el tema de los pagos, y es que te ofrecen gran facilidad a la hora de abonar los pagos. Puedes pagarlo de una sola vez claro esta, pero para gente que no tenemos ese dinero hay la posibilidad de poder pagarlo a plazos mediante una entidad financiera, a bajo coste de intereses y sobre todo a sin gastos adicionales. Pero aquí si vino el plato fuerte, y es que el precio de mi operación era mucho mas barato de lo que esperaba.

El motivo de dicho precio es que la crisis económica afectó a todas las empresas de todos los sectores pero también bastante a sector de la estética. Y es que en pleno apogeo todo el mundo se operaba de todo. Tanto las chicas como los chicos. A esta clínica acudía la gente desde un aumento de pecho hasta una operación de reducción de estómago. Sin embargo la crisis hizo que se bajasen bastante los precios de las operaciones e invirtieran en publicidad con dichos precios. Sobre todo hicieron hincapié en la provincia vecina y de la cual provenían muchos de los clientes. En Almería, debido a su economía basada principalmente en el sector primario se vio muy castigada por los recortes en ayudas a dicho sector. Muchas empresas se vieron obligadas a prescindir de gran parte de sus empleados, y a los mas afortunados que aún mantenían su puesto sus salarios se vieron reducidos, con lo cual la gente solo ahorraba para lo necesario y gastos justos y nada de operaciones. Como es normal, bajó mucho el número de personas que se querían operar, pero poco a poco ha ido aumentando, solo hace falta tiempo.

shutterstock_349461494reducida