Las mil caras del cartón

Las mil caras del cartón

¿Quién iba a decir que un objeto tan simple pudiera tener tantos usos? El cartón ha sabido adaptarse a los cambios y a las demandas del mercado para sobrevivir, ¡y de qué manera! Evolución y tradición, ajuste a los nuevos tiempos y mantenimiento de uso cotidianos, así ha cambiado el cartón en su forma más conocida: como caja.

Con el auge del diseño, el sector de las cajas de cartón ha visto una oportunidad para convertirse en la mejor carta de presentación. En este sentido, la tradicional caja añade color y formas siguiendo las tendencias más vanguardistas, al mismo tiempo que cambia su textura rugosa. Hablamos en este caso de las cajas de alta calidad, realizadas mediante la impresión de una caja en offset con protección barniz para procurar esa textura lisa, si  bien puede hacerse  con otro tipo de plastificados. Ideal para la presentación de productos o promociones.

CajasTroqueladas2

En este sentido, cabe destacar que el auge de la gastronomía por ejemplo, ha ido muy ligada a las cajas de cartón. Las botellas de aceite de oliva virgen que se han exportado iban dentro de preciosas cajas de cartón de alta calidad, que además de servir como protección suponían la primera imagen de este producto.

Por otro lado, las cajas troqueladas son aquellas que se realizan mediante un molde (llamado troquel), según las especificaciones y necesidades del cliente. Sus aplicaciones son variadas, ya que puede contener desde pizzas y pasteles hasta documentación o cualquier objeto pesado, pasando por aplicaciones como catering o expositor.

Como decimos, todo no es innovación. La caja de cartón ha sabido mantenerse y por ello aún hoy día siguen vigentes las cajas de cartón plegables, muy versátiles y de fácil manipulado. Para paquetería, como herramienta de almacenaje… Eso sí, a la hora de encargar la realización de una caja, hay que contar con profesionales, como Cartonajes Mimo, que llevan muchísimos años de experiencia en este sector.

Con diseños modernos, colores, diferentes texturas, tamaños y formas… Después de este pequeño repaso, cualquiera diría que el cartón tiene mil caras.

Deja un comentario