Los abogados laboralistas de la capital

Es cierto que en esta página web solemos dedicar nuestra atención, por lo general, a las empresas de la zona sur de España, en concreto a la provincia de Almería. Sin embargo, eso no debería hacernos perder la mirada hacia el resto de ciudades. Madrid, como capital del territorio español, siempre goza de una atención más focalizada. Allí suele ocurrir el grueso de la actualidad. Y también en lo relacionado con la justicia, Madrid es capital. El despacho de abogados de Miguel Durán ofrece, por esta razón, sus servicios en todo lo relacionado con la legalidad de lo laboral y lo civil en la capital.

A pesar de que en muchos medios de comunicación, generalmente interesados, y en las palabras de muchos de nuestros políticos, España parece estar saliendo de la crisis, lo cierto es que si echamos un vistazo a la situación laboral de los trabajadores, no parece que gocemos de un panorama muy alentador. Muchas son las empresas que aún siguen despidiendo a trabajadores, en parte beneficiadas por las importantes liberalizaciones del despido a la baja y otras normativas que se han ido aprobando en los últimos años de gobierno. Otras, en cambio, prefieren optar por otras vía, lo que implica que aún haya procesos de reajuste abiertos o empresas que, sin dudar, se lanzan a la posibilidad de un expediente de regulación de empleo, muchas aun sin necesitarlo por seguir obteniendo beneficios.

No hace mucho, concretamente el pasado 14 de julio, en el centro de Madrid se daba cita un millar de personas para manifestarse en contra de la aplicación de estos procedimientos. La marcha, convocada por la plataforma Unificando las luchas, tuvo como objetivo principal la congregación de los trabajadores de distintas empresas con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en proceso de formalización. Esta manifestación es una pequeña muestra de que, pese a la palabrería, el proceso en el que está inmerso el país aún es otro muy distinto. Precisamente, tres días antes, el 11 de julio, la Audiencia Nacional exigía a la multinacional Coca-Cola la reincorporación inmediata de los casi dos mil empleados que se habían visto afectados por el ERE. El proceso quedaba anulado por la vía judicial, lo que demostraba la importancia que un buen equipo jurídico puede tener a la hora de enfrentarse a estas irregularidades.

Contratar un buen asesor jurídico, experto en la materia, puede ser la diferencia entre que el recurso prospere o que, por el contrario, lo que vaya adelante sea el proceso por el que se pierda el empleo. Por lo general, existen bufetes de abogados laboralistas especializados en desbloquear este tipo de pleitos. Es el caso de Durán & Durán Abogados, un despacho de abogados laboralistas y de lo mercantil sito en Madrid. Este equipo de abogados, encabezado por el conocido letrado Miguel Durán, acumula décadas de experiencia en lo referente a litigios contra bancos, entidades bancarias y cajas. Con centenares de casos solucionados en la Comunidad de Madrid, la firma se ha convertido en uno de los referentes del sector.

Una de las cosas más importantes a la hora de plantar cara a un problema de este tipo es no echarse atrás ni dejarse avasallar por el lenguaje técnico y amenazante, amparado en las leyes, en el que se basan estos procesos. Sin embargo, para un cliente o trabajador poco experimentado en estas situaciones puede ser difícil. En este caso, delegar en un letrado experto en todo lo relacionado con la legalidad empresarial, mercantil y económica puede ser la mejor solución para agilizar los trámites y para maximizar el rendimiento.

Son tiempos difíciles, pero si además de todas las consecuencias inherentes al momento económico y social que se atraviesa, tenemos que añadir un pleito laboral, no hay duda de que la situación podría desbordar a cualquiera. No solo en el caso de los particulares, ya que las pequeñas y medianas empresas también pueden verse en la situación de necesitar los servicios de un abogado para tratar de paliar estos efectos. En ese caso, igualmente, un buen equipo (Durán & Durán Abogados) marca las diferencias.

Deja un comentario