Montar una franquicia de ropa infantil en Almería

franquicia ropa infantil

Cansada, muy cansada, de escuchar a políticos, ver en periódicos y en páginas webs que solo los emprendedores pueden triunfar en estos momentos, me he decidido a hacerlo. Veremos si es verdad. Llamadme loca, llamadme valiente, llamadme lo que queráis, pero eso sí, rezad para que me salga bien. Todo comenzó durante un par de días que visité a mi hermano que vive en Madrid y conocí a la empresa Grupo Reprepol.

Os cuento como fue todo. Mi hermano tiene dos hijos, Patricia y Álvaro, así que me dijo que tenía que ir a comprar ropa para ellos. Fuimos a un lugar muy chulo de su barrio, y yo, curiosa que es una, pregunté al dueño de la tienda que de dónde era esa ropa. Me comentaron que era una franquicia de ropa infantil y que su proveedor era el Grupo Reprepol. Me quedé impresionada de la calidad del material. Compramos varios artículos, pero en mi cabecita se quedó la idea.

Y es que me puso a pensar y comprobé que en Almería no había ninguna tienda de esas características. Aquí tenemos muchas, cosas, por ejemplo la mejor fruta y hortaliza, pero es cierto que en aspectos de ropa infantil dejamos mucho que desear. A mi hermano no le comenté nada, pero cuando regresé a tierras andaluzas, lo primero que hice fue ponerme en contacto con ellos.

La verdad es que la idea de hacerme empresaria me mola, y me interesa mucho poder trabajar con esta gente que son líderes en ser proveedores de ropa infantil. Me he puesto a analizar y veo bastantes beneficios. Por ejemplo, funciona de forma similar a las franquicias de ropa infantil habitual pero con la ventaja de conservar mi identidad e independencia y sin asumir los costes que supone abrir una franquicia, que muchas veces es muy arriesgado.

Análisis DAFO

Ellos tienen mucha experiencia en este sector y son conscientes de que todo comienzo es difícil y que toda ayuda es poca. Por este motivo, me aconsejaron de forma personalizad, sobre la estrategia más adecuada para montar la tienda. Y es que está claro que cada caso es único. Ellos me hablaron de si la zona era la mejor, de si tenía mucha competencia a mi lado, etc. Aspectos muy a tener en cuenta a la hora de poner un negocio en marcha. El famoso análisis DAFO que deberíamos hacer en todas las facetas de nuestra vida.

Uno de los aspectos que más me animó a montarlo fue el no tener que pagar un canon. Ellos montaron mi tienda y luego me suministraron toda la ropa infantil que yo les pedí, y que claro está yo les pago religiosamente, para ir comenzado. Así, poco a poco fueron llegando los primeros ingresos. Ahora mismo me encuentro muy feliz con mi faceta de empresaria. Bien es cierto que los primeros pasos para montar la empresa, y luego, la declaración de la Renta y del IVA me traen por el camino de la amargura, pero es el peaje que hay que pagar.

Ah por cierto, si eres un fabricante de ropa infantil que no posees red de distribución comercial en España y quieres introducirte en este mercado, también puedes contactar con ellos.

Los almerienses están muy contentos y han encontrado en mí, una tienda de referencia para comprar ropa para sus hijos. Así pues, pese a que son muchas horas sin dormir, animo a todo el mundo a que se haga su propio jefe.

Deja un comentario