Muebles Pepín, una labor exquisita

Cocina_Brillo_Pe_4dd43bb3b5d7e

Mi mujer quiere reformar la cocina y cuando ella quiere algo, lo quiere, así que hay que hacerlo y como no pienso poner cualquier cosa para salir del paso he confiado en los líderes en servicio, calidad y precio, en Muebles Pepín, una tienda de muebles de Almería.

Yo soy de los que piensa que si tienes algo bueno en tu ciudad o provincia debes estar orgulloso de ello y por eso apoyo el comercio de Almería, sus productos y en este caso os voy a hablar de esta tienda de muebles que está dándome un servicio impecable.

Se trata de una empresa que lleva más de 75 años en el sector del mueble trabajando día a día por conseguir una empresa con un alto reconocimiento por su profesionalidad, seriedad y responsabilidad para con sus clientes. Conmigo desde luego han conseguido tener mi total confianza.

Mi mujer puede llegar a ser insufrible de compras, aunque sea de compras de cocina, da igual, es insoportable, le gusta todo y no le gusta nada y hasta los más tranquilos dependientes pueden acabar hasta la coronilla. Bien, pues he de aplaudir en ese sentido a los empleados de Muebles Pepín que con total paciencia siguieron aconsejando a mi mujer y proporcionándole todo lo que ella demandaba y para mí eso ya se merece una alabanza, o un olé, lo que sea. Posteriormente, una vez sabiendo lo que queríamos, o más bien quería ella, no se guardaron ni un solo dato, nos dijeron lo bueno, lo malo y adaptaron el presupuesto tanto como pudieron aconsejándonos donde deberíamos invertir más y donde menos para que nuestra nueva cocina fuera realmente eficiente.

Por otro lado he de decir que sus muebles con exquisitos, tienen unos acabados que en pocos lugares encuentras y eso se debe al buen hacer de sus trabajadores y al delicado empeño que le ponen cuidando cada detalle. Pero lo mejor de todo es que dado ese cuidado el precio es totalmente competitivo. La verdad es que no puedo estar más contento con ellos.

Ahora estamos en medio de la obra y nos han asegurado que en dos días estará totalmente terminada y dado el ritmo que llevan van a acabar a tiempo y con creces. Los trabajadores que han venido a instalarnos todos los módulos de la cocina y los nuevos electrodomésticos han sido encantadores en todo momento, intentando hacer el menor ruido posible,  dentro de lo que cabe esperar de una obra, e intentando ser lo más prudentes posibles para con nosotros. Mi mujer les ha ofrecido un aperitivo esta mañana con unos refrescos y no han dejado de darle las gracias en todo momento. Con trabajadores así da gusto, desde luego. De hecho ya he pensado darles una buena propina, no por el trabajo que ese ya se lo pagarán los de la empresa, sino por su trato con nosotros.

Así que ya sabéis, si queréis conseguir la misma confianza y el mismo trato no dudéis en acudir a ellos porque en mi opinión, son los mejores.

Deja un comentario