Pintura y color, elementos de extrema necesidad en un negocio

Pintura y color, elementos de extrema necesidad en un negocio

Todo lo que esté asociado a la imagen de marca de una determinada empresa tiene una importancia realmente grande a la hora de que dicha entidad funcione de la manera en la que esperan tanto sus dirigentes como sus empleados. Es importante respetar de manera tajante todo lo que está relacionado con esa imagen de marca porque, de lo contrario, el cliente puede llegar a confundirnos con otro. Y eso no puede ser. Errores de este tipo se pagan y hay que procurar por todos los medios que ese tipo de situaciones jamás se produzcan en lo que tiene que ver con nuestra entidad.

Una de las cuestiones que hay que tener en cuenta respecto a lo que acabamos de comentar es el color. Y es que no hay nada que defina tanto a una marca como lo es el color. Todos tenemos claro a qué color podemos asociar la marca Coca Cola, o Colacao, o Mercadona. La verdad es que es, sin lugar a dudas, el elemento diferencial, el que nos permite constituir en mayor medida la que va a ser nuestra identidad. Por eso es tan importante cuidar de un aspecto que, como os acabamos de comentar, es básico para el buen conocimiento de nuestra empresa.

Hemos querido apelar al portal web importancia.org para saber qué papel tiene el color en lo que tiene que ver con una empresa y hemos confirmado lo que os comentábamos en el inicio de este texto: que el color es clave para constituir la imagen de marca y la identidad de la empresa, algo que es realmente importante a día de hoy y que nos va a definir de una manera clara ante el resto de empresas que conforman nuestra competencia y ante las que hay que saber operar.

Este es el motivo por el que las empresas relacionadas con la pintura están viendo crecer su nicho de negocio en los últimos tiempos. Eso es lo que ha comentado el portal web Alimarket en una de sus noticias, que data del año pasado. En concreto, este texto indica que el sector encadenaba un total de 5 años creciendo de manera consecutiva y que su facturación se encontraba en los 1757 millones de euros al año, lo cual da una primera muestra de la importancia que está alcanzando este tipo de negocio en un momento como el que estamos viviendo.

El producto que nos centramos en analizar, la pintura, está relacionada de una manera directa con el color, el elemento de marketing indispensable para cualquier tipo de entidad. La importancia de estos dos factores ha crecido, siendo impulsada por la potencia que han adquirido las redes sociales de un tiempo a esta parte. Así es como nos lo han comentado los profesionales de Decolor, una entidad albaceteña que hace las veces de distribuidora de pinturas en lo que respecta al centro peninsular. La pintura y el color, de nuevo, vuelven a demostrar que nunca pasan de moda.

Cosas que podemos conseguir gracias al color 

El color no solo nos da esa imagen de marca que tenemos que constituir a toda costa para identificarnos ante nuestra competencia. También es evidente que es capaz de otorgar una determinada sensación al que lo recibe. Por ejemplo, el color rojo nos da una sensación de pasión como la que no puede ofrecer ningún otro color. El color naranja, en cambio, nos da un aire de frescor y de juventud que es realmente inspirador. Por otra parte, el verde es sinónimo de naturaleza y el amarillo, de vida. Depende de lo que queramos conseguir, podemos optar por unos u otros.

Los principales dirigentes de las empresas españolas ya han reconocido, en más de una ocasión, la importancia que ha tenido el color a la hora de hacer que la gente identifique a su empresa. Este asunto es algo que nadie puede negar y que va a seguir ganando enteros de cara a los próximos años. Y es que elementos como el color y su socia, la pintura, constituyen una de las patas más importantes de una estrategia empresarial en un momento en el que la imagen vale más que cualquier otra cosa.

Desde luego, quien no se haya decantado por ningún color todavía está claro que lo va a tener que hacer si quiere que su negocio siga siendo necesario para la gente. De lo contrario, arrancará una serie de problemas que tendrán difícil solución porque dicha entidad ya irá un paso por detrás de toda su competencia. Y es que ir un paso por detrás en marketing, a día de hoy, es ir varios pasos por detrás en cuanto a facturación. Por eso es indispensable que empecemos a apostar por el color ya. Si no, nos vamos a terminar arrepintiendo más pronto que tarde. De eso no cabe ninguna duda.