Ropa de trabajo: elemento imprescindible de seguridad… y marketing

Ropa de trabajo: elemento imprescindible de seguridad… y marketing

La ropa de trabajo se ha convertido en uno de los elementos más importantes que tienen asociados los trabajadores de una determinada compañía. Después de muchos años y de muchas luchas, por fin hemos conseguido que la gran mayoría de las entidades proporcionen a sus trabajadores las prendas necesarias para que realicen su trabajo de un modo que realmente garantice su seguridad y que minimice de un modo exponencial los riesgos laborales a los que todos, de una manera o de otra, estamos expuestos.

La ropa de trabajo es, por otra parte, un elemento de marketing y publicidad realmente importante. De su cuidado depende la imagen que se desprende de la empresa que tiene su logotipo impreso en cada una de estas prendas. Lo cierto es que son muchas las empresas que, al ser obligadas a disponer de un material textil para sus trabajadores, apuestan por introducir elementos identificativos que les permitan tener una mayor visibilidad tanto en el interior de sus instalaciones como fuera de ellas.

La ropa de trabajo es uno de los elementos de marketing offline más importantes para una empresa, con independencia del sector al que ésta se dedique. Por eso es fundamental mantenerla bien cuidada y limpia. Los profesionales de una entidad como lo es Lavatur, dedicada a la provisión de maquinaria de lavado industrial, nos han comentado que la venta de lavadoras industriales para empresas ha crecido en los últimos años, motivada por el aumento de la compra de ropa corporativa y la necesidad de que ésta se mantenga limpia, ofreciendo de este modo una buena imagen ante el cliente.

Este se ha convertido en uno de los asuntos de más importancia para todas las empresas, con independencia de su amplitud. El personal dedicado a la prevención de riesgos laborales se encarga de exigir que todas las prendas cumplan una determinada normativa y que estas prendas se conserven en un estado más que digno, algo para lo cual requieren de la presencia, tal y como hemos comentado, de las lavadoras de las que hemos hablado en los párrafos anteriores.

Incluso los medios de comunicación han publicado, en varias ocasiones, artículos y noticias en los que se habla de la importancia de la ropa de trabajo en lo que respecta a la publicidad, el marketing y la imagen de marca de una empresa. Un ejemplo de ello es este artículo publicado en El Confidencial. Y es que a nadie le cabe la menor duda, en los tiempos que corren, de que cualquier elemento es válido para ofrecer una diferencia competitiva o de identidad sobre cualquier otra entidad que sea de nuestra competencia. Máxime cuando ese elemento lo porta uno de los integrantes de nuestra compañía.

Importancia reconocida hasta por los propios juzgados

El poder judicial ha sido uno de los que ha defendido a capa y espada la importancia de un elemento como lo es la ropa de trabajo. Tanto es así que un juzgado español sentenció, según publicaba una noticia del diario El Norte de Castilla, que los 10 minutos utilizados por muchos trabajadores para ponerse su ropa de trabajo deberían ser considerados como minutos de trabajo. Esta es una evidencia más de la importancia que tiene la ropa de trabajo en cualquier tipo de empresa que requiera de ella. Desde luego, puede llegar a ser la diferencia entre un susto y una desgracia.

La inversión, en comparación con la tranquilidad que se gana con ella, es nimia. No cabe la menor duda de que la compra de trabajo no requiere de un gasto demasiado grande. La limpieza, el cuidado y la higiene de este tipo de productos tampoco es demasiado costosa, pero sí que es terriblemente importante en lo que tiene que ver con la seguridad del personal que tenemos a cargo y con todo lo que tiene que ver con marketing y publicidad. Desde luego, está claro que apostando por ella y por su cuidado matamos dos pájaros de un tiro.

Solo hay que escuchar las opiniones de muchos trabajadores en cuanto se les otorga ropa de trabajo cómoda y segura para el desarrollo de su actividad. Y es que el avance que se consigue con ello es realmente imprescindible por muy reducido que parezca. Tenemos que acostumbrarnos a cumplir con todos y cada uno de los requisitos que tienen que ver con la seguridad de los trabajadores en lo que respecta a su jornada laboral y cualquier paso que se dé es un gran avance para todos. Desde luego, esta es la única manera de conseguir que la seguridad sea plena.