Una nueva flota de vehículos es imprescindible para muchas empresas españolas. ¿Por qué?

Una nueva flota de vehículos es imprescindible para muchas empresas españolas. ¿Por qué?

El análisis que podemos realizar acerca de la actuación de una determinada empresa puede llegar a ser muy exhaustivo y de él se pueden sacar muchas conclusiones. A nosotros nos encanta emprender este tipo de proyectos y por eso, en los párrafos que siguen, vamos a tratar de ver y analizar una de las mayores demandas y necesidades que tienen las empresas españolas a día de hoy, que no es otra que la de garantizar la movilidad de sus empleados a fin de estar presentes en varios sitios y saber qué es lo que está pasando más allá de su oficina.

Rara es la empresa que, a día de hoy, no cuenta con una plantilla de comerciales que suelan visitar su zona de influencia para ganar adeptos. Esta es una recomendación expresa que hacemos todos los especialistas en el análisis de mercados y del mundo empresarial en general. Garantizar la movilidad de nuestro personal es algo realmente fundamental y permite que el cliente potencial y el que ya tenemos fidelizado vea que la empresa está cerca físicamente de él y que se encuentra a su disposición para cualquier cuestión.

Por esta razón, el número de empresas que están tratando de hacerse con una flota de vehículos es cada vez mayor. Es algo de lo que nos estamos dando cuenta recientemente y que pone de manifiesto que las entidades de diferentes sectores han comprendido la importancia de todo lo que comentábamos en los dos párrafos anteriores. Desde luego, está claro que nunca ha sido tan importante como ahora el hecho de tener la posibilidad de moverse y saber a ciencia cierta y de manera directa qué es lo que está pasando en la calle.

De esas empresas que comentamos, una buena parte se encuentra adquiriendo coches fuera de España. Nos hemos preguntado si de verdad eso merece la pena, ya que el estereotipo que tenemos de países como Alemania u Holanda es que son bastante más caros que el nuestro. Según un artículo publicado en el diario ABC, todo esto depende de si el coche es nuevo (en cuyo caso sí que renta) o no. Si esos coches son nuevos y además evitamos la posibilidad de tener que acudir hasta esos países a recogerlos, todavía sale más a cuenta comprarlos.

Está claro que adquirir una flota de vehículos no es una inversión barata y que por lo tanto tenemos que saber que apostar por ella nos va a traer una serie de ventajas competitivas. Hay maneras, no obstante, de hacer que esa inversión sea menor. Una de ellas es apostar por la compra de vehículos híbridos y eléctricos, cuya venta ascendió un 40% el año pasado según indicaba el portal web Business Insider, que pueden encontrarse mayoritariamente en países como Alemania y Holanda precisamente y que tiene una serie de bonificaciones para las empresas.

Una flota de vehículos es una de las mayores demandas entre las empresas actuales, que desean tener la posibilidad de mover a sus empleados y mostrar que están cerca del cliente. Satisfacer esa necesidad implica una fuerte inversión en este tipo de objetos y ese es el motivo por el cual las entidades empresariales españolas están yendo a lo seguro, que no significa otra cosa que la de acudir al mercado de vehículos alemán. Esto es lo que nos han contado recientemente los profesionales de Transportes Cars, empresa dedicada al transporte de vehículos desde el extranjero hasta el interior de nuestras fronteras. Y es que no hay nada que dé más libertad a nuestras empresas que su libre movilidad.

Madrid es un buen ejemplo para apostar por coches híbridos

Imaginemos que una de las empresas de las que venimos hablando tiene su sede central en Madrid y que no dispone de una flota de vehículos híbridos o eléctricos. Teniendo en cuenta las restricciones y las prohibiciones de circulación que existen a día de hoy en la capital madrileña, es evidente que tendríamos un problema de gran calado. Por eso es tan importante tener un vehículo que sea sostenible y que contribuya al cuidado del medio ambiente.

Esto también será fundamental para mejorar nuestra imagen de marca. El hecho de apostar por este tipo de vehículos hace que la gente vea que realmente estamos interesados en mejorar nuestras ciudades y que tenemos una responsabilidad social corporativa por la que merece la pena conocernos. Esta, desde luego, es una de las mejores apuestas de futuro en la que podemos invertir.